martes, 27 de febrero de 2007

La flautista de Hamelin


¿qué hay de nuevo viejoooo?
Bueno, después de pasar una maravillosa y estupenda semana de vacaciones en Madrid ejerciendo de "ñoñovia in love", he vuelto a la realidad. La realidad está en las Canarias, en forma de instituto de secundaria, lleno de adolescentes con las mismas ganas de estudiar que tenía yo a esa edad, o sea, cero patatero. Y la verdad es que al volver a la isla, tenía ganas de todo menos de dar clase.

Si ya es difícil dar clase a adolescentes, más jodido es cuando se las das sobre algo que no es tu especialidad: música.
Mi primer año de profe...tengo mogollón de anécdotas grabadas en mi cerebrillo... No olvidaré mi primer día como docente. Yo estaba acojonadísima, y mi compañero de departamento me decía: mujer, no te preocupes, tú te presentas, que se presenten, les dictas el material que necesitarán, les dices cuatro cosas (vale, cuatro cosas, pero ¿cuales?) y ya está. Así lo hice. Los esperé en clase, y al sonar el timbre empezó a entrar un tropel de niños hablando, gritando, cantando, empujándose, llorando, peleándose por las sillas…A CO JO NAN TE. Cuando conseguí guardar orden y captar su atención, me vi ante la mirada de 28 pares de ojillos infantiles, y entonces lo supe. No, no voy a decir que supe que esa era mi verdadera vocación, ni que estoy hecha para esto, ni que esto está dominado, ni nada. Lo que supe es que tenía la cremallera del pantalón bajada, y que éste iba a ser un año totalmente diferente, que podría pasar de todo.

Al mes y medio de darles clases conseguí aprenderme los nombres de mis 239 alumnos, agrupados en su mayoría en Alejandros, Saras, Davides, Adrianes, Danieles, Nereidas y Amandas. Y he desarrollado una teoría/teorema (absurda, lo sé), y es que cuanto más raro e impronunciable sea el nombre del niño, más veces tendré que llamarlo para que se calle. Ejemplo: Estiflen… Streivennn (me pongo colorada)… Esteifen (estoy colorada y sudo)….Sterfen…. (estoy colorada, sudo, y los niños empiezan a mirarme con temor)….Stilven (yegua, tú puedes hacerlo, me digo)…Stephen (bien, pienso)… Stepheeeeenn, ¡¡¡que te calles ya!!!

¿Sabéis que de los cinco sentidos, el del oído es el que más utilizamos a lo largo del día? (no sé si es verdad, esto me lo dijo una vez una profesora que tuve), pues resulta que además es el que más aguante tiene. Y esto no me lo han dicho, lo se yo por experiencia propia. Aguantar durante tres o cuatro horas seguidas a 28 flautistas nóveles a la vez, ¡¡manda cojones!! ¿eh? La contaminación acústica llega a niveles inimaginables. Y eso que yo voy con ventaja porque como por uno de los oídos no oigo sino el 50%, así que sufro un poco menos el ataque de estos pequeños proyectos de flautista de Hamelin.

Cuando le pedí consejo a mi compañero de departamento para enseñar a tocar la flauta, algunos trucos y tal, me dijo: mujer, no te preocupes, tu vas les das una partitura, coges la flauta, les dices cuatro cosas (pero ¿qué cuatro cosas?, ¡¡por dios!!) y ya está, así tienes para un mes de clase. Así lo hice. La prueba de fuego llegó cuando en una semana, o algo así, examiné a 239 flautistas sin desmayarme en ningún momento. Soñaba con eso. La banda sonora de todas mis pesadillas eran el Himno de la Alegría y Noche de Paz. Ainnnnn santa paciencia que he desarrollado.

A mi compañero: ¿Me recomiendas alguna actividad para explicar las texturas? ¿Qué audiciones han hecho otros años para el Barroco? ¿La partitura para 3º podría ser esta? ¿Cueces o enriqueces? ¿awanbabuluba…balanbambú?…. y él: mujer, no te preocupes, tu coges cualquier fotocopia, les dices cuatro cosas (pero, leñe, ¿qué cuatro cosas?, ¡¡no me líes!!) y ya está, así tienes para un mes de clase, o dos.

Tengo alumnos de todo tipo: están los cabroncetes, los angelitos, los despistados, los empollones, los niños que parecen de primaria, los pasotas, los cariñosos, los parlanchines, los chistosos, los pelotas, vamos… que no me aburro.
Los cariñosos son como teletubis: vienen a abrazarte por nada, te besan y te hablan como si estuvieran en una serie de dibujos animados. Un día mientras explicaba para toda la clase, dejé caer mi mano sobre un pupitre y cuando me di cuenta, el niño me la tenía cogida y jugueteaba con mi anillo (qué mono, ainnss).
Los parlanchines son como tener la radio puesta en clase. Y cuando los mandas a callar te miran como si fueras la pantalla de la tele: te oyen pero no te responden.
Los despistados son mis favoritos. Me encanta fijarme en el que está más en la inopia, y preguntarles algo, cualquier cosa y ver la cara que ponen: a ver Jaimito, ¿cómo te llamas?….emmm ummmm no sé profe. A ver Jaimito, ¿eres zurdo?…..emmmm ummmm no sé profe, no me acuerdo.

Otro día haré una segunda parte sobre mis alumnos, la verdad es que dan para rato. A lo mejor para entonces mi compañero de departamento ya me ha dicho qué demonios son esas cuatro cosas.
Esto es toooooodo amigooooos!!!

11 comentarios:

Braulia dijo...

Mmmmmjjjjjj! Esa profe guapaaaaa! Aquí la Frikicow y yo queremos ser tus alumnas ya y que nos enseñes a tocar... bien la flauta. Nos pedimos ser de las cariñosas que te agarran tiennnamente...mmmmmm. Besazos. Y cuéntanos más de tus salvajitos, por fa.

Dove dijo...

Las famosas 4 cosas, y ya está.

Lo más importante: debes saber que esas 4 cosas han de ir actualizándose dependiendo de la evolución del mercado.
De momento te puedes salvar con:

1.- El Guitar hero es la caña porque el Singstar es de chicas (aunque el Hamelin particular que la diosa naturaleza me ha puesto en el piso de arriba, no opine lo mismo...el chiquillo es así).

2.- Ronaldinho ya no es el mejor porque está gordo.

3.- Naruto ahora mola más que One Piece.

4.- El Fifa 2007 de la Play es mucho mejor que el Pro evolution soccer, dónde va a parar.

Eso las 4 cosas; ahora por mi bien y de colega a colega (¿he dicho colega?), como docentes de música os ruego recordeis a los alumnos que "noche de paz" está prohibida en marzo. Gracias.

Dove dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
la yegua dijo...

Braulia, vaquita, a ti y a frikicow os enseño a tocar lo que haga falta, cómo no. Un besico, janimalicas, ñiñiñiñi, jijij

Dove (desodorante?), te borré el comentario, que lo publicaste dos veces: controla ese dedito, de pianista. Apuntaré los 4 grandes secretos, madremía, y los renovaré cada semana porque en estas cosas nos quedamos obsoletos en un pispás. Mandahuevos, y yo que pensaba que con saber 4 cosas de música me valía...

Dove (todalagama) dijo...

Pianista claro, lo mío es la cuerda.
Las 4 cosas y yastá con niños, se actualizan diariamente hermosa, digievoluciona.
¿Quién dijo que tocar la travesera fuera fácil?.

Anónimo dijo...

Jejeje, mis favoritos son los despistados tb, son increibles. El otro dia uno, mirando el mapa, dijo, "no sabía q México estaba tan cerca (a USA)"... casi me da algo, ya había hecho el examen de geografía americana tres veces!!! tienes q verlo como se entretiene con una pluma, se podría pasar el resto de sus días feliz soplando la pluma...pluma arriba, pluma q baja, sopla y para arriba otra vez... así eternamente, como el péndulo de focault, hasta q me acerco y le grito "JOSH!!!" y salta como si se estuvera cayendo de la escalerilla de la nave espacial, para regocijo del resto de la clase q, mientras, se ha callado como si se lo hubiera pedido y todo, para observar la caida de Josh.

En fin, q lo de tus historia de la flauta y las clases musicales, me recuerda a cuando me regalaron "la flauta mágica de Mozart", y un amigo, M, me preguntó "y esa flauta es muy grande? cómo de mágica es?", inocentemente contesté "son 3 cds y me encanta".
Ya sabrás quién es la cándida q te escribe, no?
Besos desde allá lejos

Anónimo dijo...

Como lo prometido es deuda aquí estoy, te digo que este tema además de hacerme mucha gracia me hizo recordar mi adolescencia (que recuerdos aquellos donde no había que preocuparse por las responsabilidades que se tiene cuando se es adulto sino por hacerle la vida imposible al profe jajaja).

Bueno me imagino lo que debéis estas pasando con las prácticas de los 28 flautista de Hamelin, aunque la verdad no se que es peor oírlos tocas instrumentos o cantar a capela.

Por cierto que inteligente el niño teletubi con lo del anillo, me hubiese gustado que mi profesora de Historia me hubiera hecho lo mismo y yo responderle de la misma manera, claro seguro que ella hubiese pensado que lo que me gustaba era el anillo y no ella.

Pienso que la esencial de un docente (educador o educadora) erradica en la paciencia, el amor a su trabajo y a sus alumnos.

Shasto.

la yegua dijo...

Cándida, claro que sé quien eres chiqui, Lady Begoña de Kent y Tiptonville. Tú si que debes tener para hablar largo y tendido de tus alumnillos americanos. Se me ponen los pelos de punta sólo de pensarlo.
Los despistados (me siento cercana a ellos, será por empatía), y los graciosillos, son los que te hacen la vida más agradable en clase.
Yo no sólo era despistada (vale, todos sabéis que sigo siéndolo)cuando era alumna, sino que además era la típica que se quedaba sobada a la mínima.
Acuérdate Cándida de aquella vez en Teoría del color, cuando Sabina me despertó durante el pase de diapos o algo así (yo dormía, no sé ni qué estaba poniendo)y me dijo: Yegua, te vas a quedar dormida... - y yo: no no noooo- y me dice: es verdad, no te vas a quedar dormida, porque ya lo estabas.- En esos momentos es cuando una Yegua acepta la evidencia, y digo: pues si, vale, si estaba dormida (y me pongo más allá de lo rojo). Total, si también la pasé durmiendo en historia del arte de COU durante todo el curso, es que a mi las diapos me lanzan a los brazos de Morfeo. En fins, me va a quedar el comentario, más largo que las entradas que hago en el blog.
Un besuqui a todas
PD: shast, qué bien verte por aqui

zupe dijo...

Santa paciencia tienes que tener sí, porque mi vecinilla está en esa tierna edad en la que se les introduce a la flauta dulce... y yo sólo deseo que se la introduzcan pero por el ojete (pero sin resquemor, eh?) ^_^U

Espero que tú al menos no hagas como nos hacía nuestra profe de música... se ponía al teclado tocaba una nota y 40 niñas uniformadas teníamos que subir la mano derecha hacia la cabeza, y entonar "NIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII"

Eso marca v_V

Bienvenida a la blogosfera (yo como siempre, tarde...)

Besos!!

Anónimo dijo...

Horse female... yegua, si nos ponemos a recordar historias del la facu, los de la puta mili se quedan cortos... Cada vez q me voy a quejar de mis crios me acuerdo de los tiempos del insti, o peor, los de la facu... q se supone q uno ya se comporta. Pobres profes... tengo ganas de ir pidiéndoles disculpas de uno en uno. Te acuerdas de un día en gramática de las formas q, en primera fila, nos quedamos todos dormidos? Si empezamos no acabamos.
Me voy a desayunar con los cazadores de la zona, en serio... besos, chaito

Lille Leda dijo...

Odio la adolescencia, eso no es nuevo, menos mal que lo mio es academia que quieras que no es muuucho mas light.

Tienes algun niño/noña patata?

Besos moza ^^