miércoles, 28 de marzo de 2007

Big brother

Tengo dos hermanos mayores, a cuál más especialito... dos personajes muy curiosos. Puede que un día hable del "mayor mayor", pero hoy lo haré del "mayor pequeño", voy a llamarlo S, S brother, ó, Eeessseee bródeeer...
Es un tiarrón enorme y bonachón, un poco bestia pero con mucha gracia para explicarse. Nos llevamos cinco años y eso cuando éramos niños se notaba. Nos llevábamos como el perro y el gato, y muchas veces escapé de de la muerte por los pelos porque hacía todo tipo de experimentos conmigo. También los hacía con mis muñecas: al día siguiente de Reyes ya le había sacado el motor a todas, y si ya de por si las muñecas a mi me la pelaban bastante, si no lloraban ni hacían nada pues como que... me dedicaba a raparles el pelo, pintarlas con rotulador o jugar al fútbol con sus cabezas...

He hecho balance de los accidentes y heridas que sufrimos cada uno por culpa del otro y estamos más o menos empatados. Yo le rompí una paleta (sin querer) y él me partió un brazo (sin querer), él me achicharró una uña de la mano con un encendedor de coche (sin querer) y yo le impacté un balín en un muslo (sin querer), él me dejó caer por una ladera en mi cochecito de bebé (sin querer) y yo le depilé una pierna con un mechero mientras dormía (sin querer)...

De niña me enseñó muchas cosas: a subir a los árboles (principalmente para escaparme de casa), a hacer casetas, a silbar, a construir rudimentarias escopetas con palos, tirantes y pinzas de la ropa, y a correr más rápido que una gacela (mientras huía de él)... y de mayor, me enseñó a cambiarle la rueda a un coche, su bestial filosofía de la vida (llena de comparaciones con ruedas de camión, perros de caza, conejos, vasos llenos y vacíos, y otras cosas similares) y a espantar definitivamente a los tíos pesados (durante una época se encargaba personalmente de tal menester, y yo miraba con asombro las caras de los afectados mientras Eeessseee bródeeer ponía su mano "tamaño racimo de plátanos" en sus hombros y les susurraba cosas al oído...daba mucho miedo hasta verlo).

Cuando superé la difícil adolescencia descubrí en él a un gran amigo y consejero, desde entonces, nos apoyamos en todo y nos encubrimos el uno al otro. En verdad nos queremos mucho, y según nuestros amigos, también nos parecemos mucho en el carácter (pero yo en versión mini y delicada, jeje).

Hemos sido grandes compañeros de fiesta y borracheras (y me ha demostrado que se puede dormir de pie en la barra de un bar) y ahora que ya casi no sale, coño, le echo de menos... pero a cambio me ha dado una sobrinita (de la que soy madrina y llegado el momento, la enseñaré a silbar y a cambiarle una rueda a un coche) que si se de mayor se parece lo más mínimo a él, entonces será una gran persona... bah, ya me he puesto ñoña

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Jo tía, casi se me saltan las lágrimas leyendo tu homenaje a S peasso brother q tienes. De la risa más q nada. Iba leyendo y teniendo flash backs de los mejores momentos de tu hermano, q son un montón. Y la verdad es q es un gran tipo. En todos los sentidos.
De su filosofía de la vida podríamos sacar un libro, Shakespeare versión Sardina del Sur. Y de sus historias tres libros más q juntandolas con las de tus primos,... tienes una familia muy literaria.
Yo tb recuerdo cuando se dedicó a espantar no solo a tus admiradores, sino también a los míos. Si, daba miedo. Y cuando para demostrarte q era más fuerte q tú me tuvo colgada del revés en su espalda como un saco de papas durante media hora... y por eso se me subió el vodka a la cabeza.
Gracias q eres la versión light de tu hermano, el mundo no podría con dos personajes iguales, pero tú tb te las traes en lata.
Un beso grande desde la tierra de las barras y estrellas,,, y en donde aún no he llegado a ninguna barra, ni pa beber, ni pa bailar ni pa na de na... a ver si me compro la ranchera de una vez (me convencieron de q nada de jeeps wranglers... Me conformaré con el look cowgirl)
y un abrazote amiga!
B

la yegua dijo...

¿por eso se te subió el vodka a la cabeza? ¿y no tendrá que ver con el hecho de que te bebieras tú solita media botella? Lo peor es que en ese concurso por saber quién de los dos era más fuerte, yo levanté a un tio de 90 kilos sobre mi hombro. El ron es para mi como las espinacas para Popeye...
Cómprate esa ranchera ya... pero que sea rosa, a falta de un cadillac... una ranchera rosa
un besote, wapa

Anónimo dijo...

La botella me la bebí con Cristian, no sola. Y si, me subió por tener la cabeza del revés.
Si, fué todo un espectáculo lo del levantamiento de cuerpos en medio del carnaval. No se te puede sacar ni a tí ni a N,... te acuerdas cuando le dió, uno de mis cumples, por hacerle pulsos a todo dios? q vergüenza. Lo peor es q les ganaba, con lo chikita q es. Y después me golpeó el puño con la cara y se cayó al suelo del pub y me tiró porque me dió la risa. En fin, no me voy a poner, q me parezco a Sofía, la de las chicas de oro.
Besssssooooosssss

Lille Leda dijo...

Te entiendo,a mi me pasa lo mismo con mi hermana mayor, que me saca 7 años. Lo único distinto es que yo era la que le hacía las cosas a ella sin querer xD

Un besazo yegua

Cari dijo...

Me habría encantado tener un hermano que me enseñara esas cosas y no tener que aprender sola a subirme a los árboles. (Especialmente me habría venido muy bien un hermano mayor y grande como el tuyo a la hora de bajar de ellos). En fin, me reí mucho con tu Broder y me pareció un tío muy majo. Pero espero que no os hagáis más cosas de esas "sin querer".
Besitos para tí y para él.