miércoles, 2 de mayo de 2007

La pelusa

Están ahí por casa, por el suelo, debajo de la cama, en cualquier rincón… son las pelusas. Esos entrañables compañeros de piso que van creciendo poco a poco y no pagan la mitad del alquiler. A veces aparecen de la nada: tú acabas de salir de una habitación y a los pocos minutos vuelves a entrar y ahí está, frente a ti, desafiante como diciéndote: por lo menos podrías llamar antes de entrar…. Ainnns, igual que si fuera un hijo adolescente.

Las odio cuando acabo de limpiar y a los diez minutos encuentro una. No se si es que limpio mal, si me la he dejado atrás o si ella se ha escondido antes tras alguna puerta para que no la recogiera, me inclino más por esto último. Lo cierto es que me da coraje encontrarlas después de limpiar, y si lo hago las cojo con la mano y para la basura sin rechistar. Es curioso ver de qué están compuestas: hilos de ropa, fibras de las mantas, polvo, pelos y a veces algún que otro compuesto tal como goma de borrar, una grapa… al menos podría encontrar una moneda de dos euros en su interior, o una perla, o una pepita de oro (aunque no sabría ni qué hacer con esas cosas, con los dos euros si claro, compraría pienso para pelusas).

Las pelusas me recuerdan que debo cambiar de champú, eso o ponerme unas ampollas contra la caída del cabello, porque no es normal que las pelusas crezcan tanto (sobre todo debajo de la cama) si no les das de comer. En cualquier caso, como vivo sola, para mi son como tener mascotas en casa. Sólo falta que vengan a recibirme a la puerta de casa cuando llego de trabajar.

Bueno, a esta entrada la podía haber llamado “tener tiempo, aburrirme, querer escribir y no saber de qué”, pero es que era muy largo de titular.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiptonville,
6:20 de la mañana.

Eso de las pelusas es una generación espontánea.
Llama al agente Madler.
Ten cuidado, no dejes q se acerquen a ti. Ármate con una escoba de filamentos de polestireno expandido.
Besos y suerte

Lady B

Ballerina dijo...

Chiquillaaaaa!!! Ya te podía haber dado por criar canarios (de los que pían, ehhhh???) en lugar de pelusones. Pero, supongo que es inevitable. Yo también las veo crecer y corretear por el piso cual "julagas" en el lejano oeste. (Jodías pelusas...!!!)

Besazos :D

la yegua dijo...

isla en el atlántico
15:03 pm

Mulder tiene el teléfono desconectado o fuera de cobertura. Stop. Lo de la escoba de filamentos de poliestireno expandido no funciona. Stop. Las pelusas siguen reproduciéndose de manera alarmante. Stop. He decidido adoptar a una de ellas. Stop.

Ballerina, cari, tengo pelusas en casa, julagas del lejano oeste por la calle (dan miedín cuando te atropellan en un día ventoso), y canarios en casa de mis padres. Estoy rodeada.
Estoy pensando en soltar un par de lagartijas en casa para darle más emoción a mi vida ;DD

pacah dijo...

Ya TE PUEDO COMENTAR :33333

es q no me dejaba antes ¬¬

la yegua dijo...

pacahhhh, wenorra, qué bueno verte por aqui ;D