viernes, 19 de octubre de 2007

La eterna mudanza

Hace más de dos meses que empecé a mudarme, aún estoy en ello.

Problemas para una rápida mudanza:
1.- Que cuando te vayas de tu casa (la antigua) aún no tengas otra, y por lo tanto te instales en la de tu novia.
2.- Que cuando te estés instalando en su casa (Madrid) se te ocurra ir dos semanas de vacaciones por Galicia, y todo lo que eso conlleva (comer como un animal, beber, beber mucho, y engordar).
3.- Que cuando vuelvas de esas vacaciones tengas que buscar, y buscar, y buscar un piso para las dos.
4.- Que los pisos en Madrid sean tan caros, que casi todos den a un patio terrorífico interior, o que estén a tomar por culo del centro de Madrid.
5.- Que para alquilar te pidan un aval de un año (mierda, y yo sin trabajo).
6.- Que tengas sangre canaria y vayas a un ritmo más lento que los madrileños (inevitable aplatanamiento, uséase).
7.- Que cuando por fin encuentres la ansiada casa se te ocurra irte unos días de vacaciones a Menorca, y luego por qué no, una semanita a las Canarias a ver a la familia.

Vale, direis que lo de los viajecitos no son un problema, eso no lo discutiré, jeje.

En fin, que por fin tenemos piso, y llevamos lo más grande yéndonos de tiendas para ir amueblando un poquito y adecentando nuestro jumilde jogaarrr.

Consecuencias de una mudanza tan larga:
1. Durante estos dos meses y con tanto ir y venir, he desarrollado varias fobias. La primera es a las maletas, ya que después de tanto hacer y deshacer maletas, cargar con ellas y demás, ahora cada vez que voy por la calle y se cruza en mi camino alguien con una, huyo de su lado como si se tratara de Jose Manuel Parada. Ahora me dan miedín las bolsas llenas de platos y cubiertos, lámparas, cosas de cristal rompibles... brfuuuu... Además aborrezco a Ikea, las aglomeraciones de gentes con bolsas amarillas y carros de esos planos, aunque con los carros me estoy especializando en el deslizamiento sobre pista libre con trompo incluído.
2. Tengo los deditos y la espalda hechos polvo de montar muebles de Ikea. Vale si, son montafáciles y tal, pero es que una tiene sus limitaciones.
3. La cuenta bancaria ha bajado considerablemente. Esto simplemente es consecuencia de mudarse.

Nota: se aceptan obsequios tales como camas, silllones, toallas, botellas de ron, cazuelas, cervezas, sábanas, botellas de ginebra, latas de atún... cof cof...

7 comentarios:

nikita dijo...

Yo pongo la lata de atun ^____________________^


Mira nada mas por verte la cara, te perseguiria por todo Gran Via con una maleta xDDDDDDDD

Y donde vives? q tal todo? yo tb hace mucho q no se de ti :'(

Un besazo canariona!!!

la yegua dijo...

Gracias Paca!! si no es mucho pedir, que sea en aceite de oliva...jiji

Un besote gordote guapísima!!!

aliotxa dijo...

So ne!
por fin escribes algo hijamia. Si casi viajas mas q yo... Ultimamente, de hecho, viajas más q yo.
Bueno nen, q te sea leve la mudanza.
besos

Lady B de Kensington

aliotxa dijo...

Muchacha! se te escapó un "diréis" en el texto, qué es eso!!!!!

crazyross dijo...

a mi tampoco me gustan las maletas, pero lo mio es debido a mi pereza congenita XDD yo en breve estare x los madriles con maleta y todo, cuando te vea ya puedes salir corriendo jajaaj

la yegua dijo...

Trae esa maleta cargada de botellas de ron (y latas de atún) y no huiré.. jeje

Deberíamos vernos por los madriles, ¿cuando vienes?

la yegua dijo...

¡¡Ay Bego!! es verdad... se me escapó un direis...qué será lo próximo...

Tia, ya te contaré mi última escapadita a Galicia y la historia de cómo una pequeña mujer como yo puede comerse 1 kilo y medio de marisco en una sentada





pacaaaaaaa!!, leiste el mail??? ;)