martes, 21 de agosto de 2007

Me fui

¡¡¡La leche!!! hace tanto que no escribo que no sé ni por dónde empezar. La vida de esta humilde yegua ha cambiado mucho en estos escasos dos meses ¿dos meses?, joder, ni siquiera han pasado dos meses...

Bueno, resumo un poco: terminé mi ardua misión docente de jóvenes y prepúberes mentes, flautas, gritos y llantos de niños, huidas por los pasillos del instituto, despedidas con los profes (al menos 3), y por lo tanto la época "soy profe" y "vivo sola".

Me fui acabando junio, bandera multicolor en mano (y parienta), a Madrid, a pasar mis primeros días de vacaciones (aún con collarín). ¡¡¡¡¡Que viva el Europride!!!! Y tuve por fin el honor de conocer en persona a personajes de la talla de la señorita Yester (alias Pacah/Maripili y no sé qué más), su parienta, la señorita Leda (y parienta), y la señorita Crazygal.

De resaca (como no podía ser de otra manera), volví a mi isla natal a pasar el resto de las vacaciones antes de mi inminente mudanza a Madrid en Agosto. Entonces comenzó mi peregrinación de almuerzosdespedida, cenasdedespedida, visitasdedespedida, y fiestasdedespedida, y eso que yo no quería hacer ni una despedida, ya ven.

1. "Visitadedespedida": se trató de un viaje a Tenerife para ver a unas amigas que en principio sería de 4 días y acabó siendo de una semana. Me lo pasé de puta madre: asaderos, playa (nudistas, ofcors), fiesta, alcohol (mucho), punkis, mucha bollera (mucha), okupas, tapas de aceitunas a full, conciertos, perros grandes (muy grandes), barraquitos (café con leche condensada y leche normal, para el que no sepa), pulgas, camarones, Alaska, Raffaela Carrá... vamos, que me lo pasé de puta madre.

2. "almuerzosdedespedida": me refiero a los 134278 almuerzos de despedida que me hizo mi madre junto con mis hermanos, cuñadas, sobrinos y otros familiares y amigos varios. Más wena que es mi maaaadreee... me hizo todas mis comiditas preferidas.

3. "cenasdedespedida": una que me prepararon mis amiguitos en casa de otro amiguito (aprovechando que él no estaba y teníamos la llave de su casa, jojojo), y la "última cena" (con muchos amigos y mis hermanos/cuñadas), la noche antes de venirme para la península, joder, cómo me reí esa noche.
4. "fiestasdedespedida": todas las antes mencionadas, jojojo

Bien lloré cuando me fui... pero aterricé directamente en la Feria de Málaga así que ya se pueden imaginar que rápidamente me recuperé a base de ron y sevillanas. Pero esto ya lo contaré el próximo día (a este paso eso será por allá por noviembre), con anécdotas y cosas de estas incluidas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola niña
no comenté nada cuando lo leí porq no estaba para hablar mucho. Mi mínima aportación a tu historia: las despedidas y las bienvenidas es lo mejor de irse y de volver, siempre q las despedidas no se tornen lloronas. Lo malo es q puedes acabar muy malita de comer burradas y de beber a saco.
No puedo esperar a mi regreso en navidades, pero mejor no me hago muchas ilus, q el año pasado me puse mala y casi no pude ir a ninguna parte.

besos y q todo vaya bien por los Madriles

paca dijo...

Seguro que le va muy bien a la yegua en su "nueva" etapa, vales para todo y más así que mucho ánimo! Es una pena no estar en los madriles pero volveré de visitilla y espero verte. Fue un placer concocerte POR FIN!! Eres una tia grande (chiquitilla pero grande :P).

Un besazo!!!

zupe dijo...

Oche, y por dónde andas ahora?

"Que te mueve má que lo precio! Jaaaaar!"
- Chiquito dixit

(Pos eso, que si estás por Madrid a ver si quedamos)

Besos!

crazyross dijo...

fue un honor conocerte al fin, despues de tantas horas hablando x chat y demas jaja
a ver si actualizas un poco que tus historias son entretenidas a la par q educativas ^^
besos guapa